Detiene PGJ a extorsionador en Xalapa

Como resultado de un operativo implementado en las inmediaciones del centro comercial Plaza Las Américas y en seguimiento a la investigación ministerial 627/2012, radicada en la Agencia Segunda del Ministerio Público Investigador de esta ciudad, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz detuvo en flagrancia a un extorsionador.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los hechos ocurrieron este miércoles 15 de agosto, cuando elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI) interceptaron a Carlos Fidel Jácome Ramírez, de 43 años de edad, originario de Mozomboa, municipio de Actopan, justo después de consumar la extorsión y cuando intentaba salir de la plaza comercial.

Fue desde el pasado 10 de agosto cuando se inició la investigación correspondiente con motivo de la extorsión que venía sufriendo una persona, la cual denunció que un sujeto que trabajó para él lo buscó a través de amigos y familiares para exigirle una fuerte cantidad de dinero, así como vehículos, a cambio de no atentar contra la vida y la seguridad de su familia.

Ante las amenazas y constantes presiones recibidas, la persona afectada solicitó el auxilio de la autoridad e informó a operativos de la primera y segunda comandancia que el denunciado le llamó citándolo el miércoles 15 de los corrientes a las 13:00 horas en el interior del centro comercial Plaza Las Américas, donde le tendría que entregar 20 mil pesos a cuenta de una cantidad mayor.

Por lo anterior, se implementó un operativo coordinado entre autoridades federales y estatales en el interior y exterior de la plaza comercial.

Al intentar salir de la plaza, el sujeto fue intervenido por elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI), quien se identificó como Carlos Fidel Jácome Ramírez y confesó haber recibido 20 mil pesos como fruto de una extorsión, por lo que se procedió a su detención al actualizarse la flagrancia del delito.

Dicha persona, al igual que el numerario, dos teléfonos celulares y una motocicleta en la que llegó a la plaza comercial fueron debidamente puestos a disposición del Agente del Ministerio Público, ante quien rindió declaración, aceptando la comisión del ilícito, por lo que será en las próximas horas cuando se defina su situación jurídica y se consigne ante el juzgado de primera instancia correspondiente, sin tener el beneficio de la libertad caucional, toda vez que la extorsión es un delito calificado como grave.