Salen a relucir irregulares de conocido medico

H. Tlapacoyan, Ver.- Tras el paso de los meses, las irregularidades en las que incurrió un medico que se encontraba asignado al hospital civil de esta ciudad, empiezan a relucir, aunque ahora se encuentran laborando en el Centro de Salud de la comunidad de San Isidro.

 

Situación que se dio en el mes de febrero del año en curso, cuando una persona del sexo femenino requería una cirugía de vesícula pero un medico aprovechándose de la situación cobro un servicio que se encuentran incluido en el cuadro básico de acciones el seguro popular.

 

Tras esta situación el esposo de la fémina denuncio dichas irregularidades ante la dirección de dicho hospital, atendido el director en turno, Víctor Manuel Segovia para poder dar una solución a esta irregularidad.

 

En la que el quejoso expuso que tras llevar a su esposa para que le realizaran una cirugía se topo con el doctor Oscar Lozano, galeno en turno en el área de urgencias, quien informo que no había anestesiólogo, ni cirujano y que la vida de su esposa corría peligro.

 

Siendo necesaria una operación particular, pero que el doctor y un compañero mas podían realizar dicha cirugía por la cantidad de $25,000.00 (veinticinco mil pesos), pero que por tratarse de una emergencia le harían un rebaja, dejándole a solo $9,000.00 (Nueve mil pesos), consiguiendo únicamente el esposo de la paciente la cantidad de $3,000.00 (tres mil pesos) dándoselos antes de empezar la cirugía para el anestesiólogo y el personal que ya había salido su turno, esto al estar atemorizado por que la vida de su esposa corría peligro.

 

Pero aun restando la cantidad de $6,000.00 (seis mil pesos), teniéndolos que pagar al siguiente día de la cirugía, consiguiendo solamente $1,500.00 (mil quinientos pesos), entregándole ambas cantidades al Doctor Oscar Lozano, para pagárselos al Doctor Eduardo Huerta, adeudando aun la cantidad de $4,500.00 (cuatro mil quinientos pesos).

 

Cantidad que no podía conseguir, por lo que empezó a ser hostigado por el mencionado doctor a través de mensajes vía celular, para que posteriormente solo solicitara personalmente la cantidad de $1,500.00 (mil quinientos pesos) y con ello dar por finiquitada la cuenta de la cirugía.

 

Por este motivo el agraviado de quien se reservan sus generales, al igual que los de su esposa, acudieron a pedir el apoyo al director, Doctor Víctor Manuel Segovia, a través de un oficio donde explica las anomalías sufridas, refiriendo que el cobro fue indebido, pero en su momento lo tuvo que hacer porque de lo contrario no practicaban la cirugía a su esposa.

Siendo requerido el doctor Oscar Lozano para reembolsar el dinero que había cobrado de manera indebida, no quedándole otra opción, turnando este caso a las autoridades de salud competentes para que tomaran cartas en el asunto debido a que no era la única ocasión que sucedía esta situación.

 

Por lo que al paso de los días el director de dicha institución de salud, Víctor Manuel Segovia tomo cartas en el asunto para erradicar estas malas prácticas por parte de los doctores asignados a este hospital y todo el personal de administrativo y de apoyo para darle una nueva cara y un servicio humanitario.

 

De igual manera se sabe que Oscar Lozano labora en el Centro de Salud de San Isidro, donde el representante sindical, Doctor Juan Tinoco Contreras, logro enviarlo a dicho centro para que siga laborando, solapando de esta manera a los doctores que se aprovechan de los pacientes y de sus enfermedades o necesidades de salud.

 

Por lo que se investigaran otras casos más de abusos en contra de pacientes del hospital de esta ciudad y de las clínicas ubicadas en la colonia Benito Juárez, pero principalmente la clínica ubicada en la colonia Manuel Alberto Ferrer, donde se han reportado otros casos menores.