Damas de la noche en completo orden

H. Tlapacoyan, Ver.- Un padrón de mujeres que laboran en los bares y cantinas de esta ciudad que asciende a ochenta, las cuales se encuentran en completo orden laborando en los diferentes giros y cumpliendo con los ordenamiento de salud y comercio.

A decir del inspector de alcoholes de esta ciudad, Oscar Domínguez Hernández, son ochenta féminas las que se encuentran laborando en los diversos antros de vicio de esta ciudad, las cuales son catalogadas como meseras o damas de compañía, muy distante del término sexo servidoras.

 

Las cuales a pesar de solo acompañar al cliente a consumir bebidas embriagantes, debido de contar con documentos de la secretaria de salud, como una cartilla medica y análisis clínicos, donde avale que no cuentan con algún tipo de enfermedad de transmisión sexual o VIH.

 

Por lo que periódicamente se hacen recorridos en los antros de vicio para verificar que sus documentación se encuentre en orden y sea el expedido por la secretaria de salud y los laboratorios clínicos, los cuales deben corresponder correctamente a la persona.

 

Debido a que en este municipio se ha  presentado solo un caso, en donde una centroamericana pretendía trabajar en un bar con la documentación de una amiga, detectando esta situación y retirando a esta fémina de su lugar de trabajo, dando parte a las autoridades correspondientes.

 

Domínguez Hernández también menciono que esta situación no obedece a una casería de brujas o a un hostigamiento hacia las féminas, al contrario se ha buscado el dialogo y la compresión de cada una de ellas para que participen con las instituciones de salud y con el mismo ayuntamiento para que estén en chequeo contantes en las clínicas de salud, donde se les ofrecen los análisis clínicos sin ningún costo.

 

Esto mismo es gracias a la participación de la comisión de comercio de la regiduría segunda que encabeza la profesora Claudia López Paredes y la comisión de salud de la cuarta que encabeza Maximino Toledano Ponce, de la misma manera tras las instrucciones precisas de la alcaldesa Nayeli Jarillo de ofrecer un trato humano y tolerancia hacia las féminas, que a pesar del giro en el que laboran, merecen un trato digno y amable.