Enloquecido sujeto se trato de quitar la vida

H. Tlapacoyan, Ver.-El sujeto andaba en las nubes, al parecer se le había atravesado un churro de mota, debió de estar muy bueno, pero pensaba que era un Red Bull porque parecía haberle dado alas y querer volar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y aunque los uniformados trataron de evitar que se arrojara al vacio, no lo lograron impedir, porque logro su cometido al aventarse desde el segundo piso de un domicilio donde trataba de esconderse de la Policía.

 

Este enloquecido sujeto se sintió perdido al verse copado por los uniformados, quienes lo buscaban porque los vecinos de la calle Gutiérrez Zamora, Arriaga y la calle Llave, donde sus mismos familiares lo habían reportado.

 

Cuando la unidad policiaca se trasladado a dichas calles se percataron de dicho sujeto se paraba en la orilla de la azotea de unos departamentos en donde vive junto con su familia a los cuales había golpeado para después tratar de quitarse la vida.

 

El cual fue identificado como Lorenzo Antonio Hernández Reyes de 23 años de edad, si oficio ni beneficio, el cual comenzó a correr entre las viviendas tan pronto vio a los uniformados, y repentinamente apareció sobre la calle Llave.

 

De lo drogado que andaba, se quedo parado en el segundo piso del domicilio ubicado en la calle Llave, esperando que los policías lo dejaran en paz, pero nada detuvo a los uniformados, quienes estaban decididos a detenerlo, aparte el señalado al meterse a una casa ajena ya estaba cometiendo un delito más.

 

Cuando el sujeto vio que su arresto era inminente, simplemente se aventó al vacío desde el segundo piso, cayendo pesadamente contra el suelo, de donde pensaron que no se iba a levantar, por lo que fue solicitada de manera rápida una ambulancia.

 

Pero tras algunos minutos sorprendentemente éste se levantó del suelo y tras dar varios pasos, fue subido a la patrulla, la cual lo trasladado al hospital para que fuera valorado por algún médico y posteriormente fuera trasladado a los separos.

 

Esto debido a que su hermana Yesenia Hernández Reyes de 21 años de edad, con domicilio en calle Gutiérrez Zamora sin número, quien le menciono a los uniformados que su hermano había golpeado a sus menores hijos y había causado destrozos al interior de su domicilio.

 

Por lo que procedería ante el ministerio publico en contra de su propio consanguíneo, a primera hora que le fuera recibida su denuncia, por lo que solicito que al salir del hospital fue trasladado a la comandancia de la municipal.