Cafeticultores han sido engañados por el gobierno

H. Tlapacoyan, Ver.- Tomas Navarrete García, integrante del consejo de productores de café de la sierra de Atzalan, la cual agrupa a los municipios de Altotonga, Tatatila, Atzalan, Jalacingo, Las Minas, Martínez de la Torre y Tlapacoyan, dio a conocer que es fecha en la que aun no han recibido el pago correspondiente al programa de activos productivos para renovación de cafetales.

 

“Desde el 2011 estamos esperando los pagos correspondientes a la renovación de cafetales pero aun no han llegado y no es solo en esta región, sino en todo el estado de Veracruz, que el gobierno federal no ha cumplido con el deposito correspondiente, esto debido a que la planta ya fue entregada a los productores, pero no han enviado el pago correspondiente de la misma”.

 

También refirió que durante el 2012 no se abrió ventanilla alguna para que las agrupaciones pudieran ingresar algún proyecto, porque el gobierno federal no cuenta ya con recursos, más que con engaños hacia los productores y viveristas, pero viéndose más afectadas las agrupaciones las cuales se encuentran descapitalizadas

 

Agrego que “El cierre del 2012 es un año más de engaños para el campo, no solo en la cafeticultura, sino para también para los productores de naranja y plátano, los cuales sus precios están por los suelos y no hay gobierno que meta las manos o apueste por el campo y sus productores, esperando que gobierno del estado los escuche y gestiones los apoyos correspondientes para mejorar el campo veracruzanos y sean gestionados los recursos ante el gobierno federal”

 

A decir de Navarrete García son aproximadamente tres millones de pesos lo que les deben a los productores desde el 2011, siendo necesario el pago para seguir produciendo mas plantas de café e incrementar sus cultivos del aromático.

 

Siendo esta cantidad de que afecta a los productores de los municipios de Altotonga, Tatatila, Atzalan, Jalacingo, Las Minas, Martínez de la Torre y Tlapacoyan, quienes tendrán una mermada producción a un costo insignificante.