A Villa de Rodríguez no le importa la delegación de Tlapacoyan

H. Tlapacoyan, Ver.- Una delegación de Cruz Roja en el municipio de Tlapacoyan la cual prácticamente permanece cerrada y sin poder prestar el servicio que merece la población de esta ciudad, utilizándose las unidades, en su momento, para ser explotadas, obtener ganancias y para mandados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Mientras que ahora las unidades están a las afueras de la delegación municipal, las cuales se encuentran descompuestas, sin piezas y las puertas de la benemérita cerradas, siendo solo una unidad la que funciona, siendo la 551, la cual es exclusiva para mandados.

 

La cual la empezaron a utilizar desde los primeros días de noviembre, solo para que los paramédicos anduvieran paseando en el centro de la ciudad, y el día tres de noviembre también sacarla solo durante la madrugada y andar ingiriendo bebidas embriagantes en la unidad.

 

Esto tras llevara a cabo un baile a beneficio de la institución, el cual se llevo a cabo en el auditorio municipal  el cual fue amenizado por Nelson Cánsela, del cual se sabe hubo buenos ingresos en taquilla.

 

De los cuales no se ve que a varios días aplicadas las ganancias en las unidades para que de nueva cuenta estén al servicios de la población, situaciones que la delegada estatal Marial de los Ángeles Villa de Rodríguez sepa pero no le importa el destino de esta delegación.

 

Lo único que le importa es que haya ingresos para la delegación, pero se sabe que durante este año no fueron reportados ingresos tras la colecta anual, por tal situación es nula la atención que Villa de Rodríguez pone en Tlapacoyan y otras delegaciones más del estado que las deja a su suerte.

 

Solo con la diferencia que delegaciones como Perote, Martínez de la Torre y San Rafael sin trabajan para mantener en buenas condiciones las instalaciones y las unidades a pesar de que el apoyo económico es casi nulo por parte de la población