SEMARNAT autorizo proyectos hidrológicos de manera ilegal

H. Tlapacoyan, Ver.- De nueva cuenta los proyectos hidrológicos PH1, PH3 y Ocampo-Cuetzalin (PH2), en los que se contempla la construcción de igual número de presas generadoras de corriente eléctrica, las cuales surtirían a estados del norte del país, están creando controversia  entre los ambientalistas, quienes se oponen a la realización de estos proyectos.

M

 

De los cuales son 112 proyectos los cuales se han gestionados para llevarse a cabo en el estado de Veracruz de los cuales solo 20 ha sido autorizados para su construcción entre ellos el Ocampo-Cuetzalin (PH2), estando pendientes el PH1 y PH3, que fueron aprobados por Manuel Molina Martínez, delegado de la SEMARNAT en la administración Calderonista, siendo esta anuencia dada el día 30 de noviembre, ultimo día de esta gestión federal, la cual cayó en la ilegalidad.

 

Si tomas conciencia del daño ecológico que generaría a los municipios de Tlapacoyan, Atzalan, Altotonga y Jalacingo en estado de Veracruz, además del municipio de Hueytamalco en el estado de Puebla,  afectando aproximadamente a 300 mil habitantes.

 

Debido a que al realizarse los tres proyectos en conjunto afectaría aproximadamente 60 kilómetros de rio en las cuencas del María de la Torre, Hueytamalco, Bobos y Nautla, siendo esto de manera paulatina, al hacer uso de estas aguas nacionales y que son parte de la generación de vida de nuestro planeta.

 

Por lo que ambientalistas manifestaron que es necesario llevar a cabo una reordenamiento ecológicos en los municipios que resultaría afectados, para declarar las cuencas de los ríos como zona protegida.

 

Reordenamiento por el que seguirán pugnando, ahora ante la nueva legislatura que entro en funciones, esto debido a que en su momento fueron engañados por la ex diputada federal, Alba Leonila Méndez Herrera, por lo que esperan contar con el apoyo de la actual representante del  distrito de Martínez de la Torre, Verónica Carreón Cervantes, quien tendría que subir a tribuna y ofrecer su apoyo a los grupos ecologistas y no seguirlo engañando como lo hizo su antecesora.