Mecánico fue detenido por fraude y daños

H. Tlapacoyan, Ver.- Tras un operativo realizado por el personal de la Agencia Veracruzana de Investigaciones con sede en esta ciudad lograr dar cumplimiento a una importante orden de aprehensión por el delito de fraude y daños culposos.

Charly 44415

 

Estos hechos se dieron al avocarse los elementos de la AVI al darle cumplimiento a la  orden de aprehensión  girada en contra de Fernando Diez Alarcón,  a quien se le instruye la causa penal 262/2012,  por el delito de fraude y daños culposos, en agravio de la Matilde Ramírez Gómez, orden girada por el  Juez del juzgado  primero de primer instancia de Jalacingo.

 

Esta detención se dio cerca de las 11:00 de la mañana del viernes cuando los elementos investigadores se trasladaron a la calle Pino Suarez de la colonia Francisco Villa de esta ciudad., lugar donde se monto vigilancia por varias horas, para posteriormente percatarse que dicho indiciado salía caminando de su domicilio.

 

Siendo en esos momento cuando fue abordado por los investigadores  indicándole que contaban con una orden de aprehensión en su contra por el delito de fraude y daños dolosos, misma persona  que dijo responder al nombre de Fernando Diez Alarcón, de 55 años, originario y vecino de Tlapacoyan, con domicilio en calle Pino Suarez numero 212, de la colonia Pancho Villa, de ocupación mecánico.

 

De esta denuncia se sabe por conducto de la agraviada que en el mes de diciembre del 2010, acudió con el mecánico Fernando Diez Alarcón,  para  que le cambiara el piso  a su vehículo el cual esta deteriorado, siendo de la  marca Ford, tipo Mustang, modelo 1984, pasando el  tiempo y dicho mecánico  no cumplió con el trabajo.

 

Para el mes de agosto del 2011, acudió con el mecánico nuevamente a ver su carro y le pidió dinero entregándole  la cantidad de 600 pesos, y este le dio  un recibo por dicha cantidad a cuenta del trabajo.

 

Pero siguió pasando el tiempo y el carro nunca lo arreglo, viendo que lo tenía abandonado y se estaba deteriorando, y posteriormente se trasladó en diversas ocasiones al taller y dicho sujeto se escondía o se lo negaban y el carro no se arreglaba ni se lo entregaba.

 

Pero en el mes de diciembre del 2011, acudió un día al taller y  se percató que el carro no tenía medallón trasero, siendo atendida por la esposa del indiciado, a quien le dijo de lo sucedido y al respecto  le contesto que no se preocupara que su esposo Fernando, le pagaría todo los daños, y fue motivo por el que fue formulada la denuncia de la cual resulto la correspondiente orden de aprehensión, siendo detenido  la mañana del viernes.