Ganaderos valentones causaron destrozos

H. Tlapacoyan, Ver.- La madrugada del domingo un par de vecinos de la ciudad de Xalapa fueron detenidos por elementos de la policía municipal de esta ciudad debido a que habían causado destrozos en un antro de la zona centro, además de ultrajar a los uniformados.

Charly 44878

Tras una solicitud de auxilio sobre la zona centro de esta ciudad, debido a que un sujeto se encontraba realizando destrozos en un antro, fue necesarios que los elementos de la policía se trasladaran hasta el lugar para atender la situación.

 

Donde se entrevistaron con el encargado del antro, quien manifestó que un sujeto entraba y salía del lugar golpeando las mesas y rompiendo embases, causando daños a una puerta y un buro.

 

Motivo por el cual los gendarmes procedieron a asegurar a Gustavo Leobardo Rojas Pérez de 43 años, con domicilio en calle Beethoven numero 70 de la colonia Lomas del Seminario de la ciudad de Xalapa, de ocupación ganadero, el cual empezó a vociferar que no se la iban a acabar los uniformados y le tenían que pagar 5 mil pesos porque no sabían con quien estaban tratando.

 

Ya que era una persona muy influyente y la detención era un atropello a su persona, por lo que los iba a señalar ante las instancias más alta para que despidieran a los uniformados que lo habían detenido.

 

Minutos más tarde, de nueva cuenta fue solicitada la presencia del personal uniformados, debido a que otro sujeto, al parecer un acompañante del detenido también se mostro agresivo por la detención, empezando a agredir al personal de antro.

 

Teniendo que ser también detenido, toda vez que a la llegada de los gendarmes, este sujeto los empezó  agredir y tomar fotos con un celular, diciendo que también era una persona muy influyente, teniendo que ser trasladado a los separos de la preventiva.

 

En donde dijo llamarse Juan Gerardo Peregrina de 32 años, con domicilio en Avenida Rafael Murillo Vidal numero 1305 de la colonia Cuauhtémoc de la ciudad de Xalapa, también de ocupación ganadero.

 

Quienes tuvieron que permanecer en los separos de la preventiva debido a que el agraviado llegaría a un acuerdo para poder realizar la reparación de los daños, toda vez que no querían ser consignados ante el ministerio publico.