Asalto a banorte

Veracruz, Ver.- Por segunda ocasión en menos de 10 días, un solitario individuo armado con una pistola asaltó amagó a una de las cajeras del banco Banorte ubicado en el fraccionamiento Zaragoza, logrando huir con una gran suma de dinero, pero se desconoce el monto.  Elementos policiacos realizaron operativo para dar con él, pero no tuvieron éxito.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo anterior se registró según el reporte de las autoridades a eso de la 1:45 de la tarde, cuando personal de C-4, tras ser informados por medio de la alarma de emergencia de Banorte alertó a las corporaciones policiacas sobre el asalto en proceso.

Después de varios minutos, elementos de la Policía Naval y Policía Estatal acudieron a la sucursal ubicada sobre  Calzada Simón Bolívar.

Al llegar los uniformados se entrevistaron con empleados del banco, quienes supuestamente relataron se trató de un individuo que entró como cualquier cliente, al llegar a una de las cajas, sacó una pistola y amagó a la cajera, exigiéndole el dinero y al tenerlo en su poder huyó como si nada.

Se dijo el malhechor vestía pantalón, chamarra color vino, camisa roja y una gorra, cuyas características al ser informadas a los policías realizaron operativos por la zona para localizarlo, sin tener éxito.

Dicha  sucursal bancaria el pasado 30 de diciembre del 2013, fue blanco de un asaltó con el mismo modus operandis, en el que un sujeto que vestía un pantalón azul, una playera blanca, con un chaleco en color crema se apodero de 80 mil pesos,  por lo que se presume se trate del mismo delincuente.

Otro evento similar estuvo a punto de suceder en Banorte localizado sobre Bulevar Miguel Alemán, justo frente al Tianguis de Boca del Río, pero todo quedó en intento, pues fueron sorprendidos por efectivos policiacos.

Se  informó que alrededor de las 5 de la tarde, dos sujetos armados  a bordo de una motocicleta llegaron al banco, al intentar entrar, fueron sorprendidos por  policías estatales y navales que circulan por la zona.

Los malandrines al verlos, corrieron, subieron a la moto y huyeron a toda velocidad sin poder ser alcanzados por los uniformados.