Brutalidad policíaca en el carnaval de Martínez de la Torre.

Por Iván Alí Sarmiento

Martínez de la Torre, Ver.-Brutalidad, abuso de autoridad y hasta disparos fue el espectáculo que la Policía Preventiva Municipal PPM al mando del comandante Hilario Ortiz López, ofreció en la clausura del Carnaval, donde hicieron su agosto en contra dela ciudadanía en general a la que “trataron como bestias”.

brutalidad

Después del desfile de carros alegóricos, los uniformados comandados por el jefe policíaco, hicieron muestra de su falta de capacidad perdiendo el control en una brinca, registrada en el bulevar a la altura de la escuela de bachilleres Diurna, sitio en el que hombres y mujeres fueron  golpeados, arrastrados en el suelo como animales y subidos  a las patrullas como si se tratara de costales.

La situación se salió tanto de control que los mismos uniformados hicieron detonaciones con arma de fuego, poniendo en riesgo la seguridad de niños que iban acompañados de sus padres, ya que al escuchar los disparos se formó una estampida humana.

Eta brutalidad policial fue presenciada por cientos de personas que se encontraban en el lugar, lo que demuestra el abuso de autoridad con el que opera la policía uniformada, misma que empezó a  trabajar de esa forma desde la llegada del comandante Hilario Ortiz, quien hasta prohíbe la entrada de la Prensa a la comandancia de policía, seguramente para que no salga a la luz las violaciones de los derechos  humanos de quienes son detenidos.

Por tal situación se hace el llamado, a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, para que pongan su atención de PPM de esta ciudad, la cual dejó mucho que decir por el comportamiento  prepotente y arbitrario que tuvieron en el carnaval.