En sangrienta riña acabo su vida

H. Tlapacoyan, Ver.- Una sangrienta riña termino con la vida de un vecino de la comunidad de Vega Chica, metros cerca de su domicilio, a quien le quitaron la vida con un mache, arma perfecta, para que le asestaran varios golpes en diferentes partes del cuerpo, llevándolo a perder demasiada sangre desencadenando la muerte en el lugar de los hechos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los sangrientos hechos se dieron en la comunidad de Vega Chica minutos antes de la media noche, los cuales fueron reportados a la policía municipal, donde señalaban que un vecino del lugar se encontraba bañado en sangre y al parecer ya había perdido la vida.

 

Obligando este reporte a que el personal uniformado se trasladara hasta la localidad señalada, donde se entrevistaron con varias personas, entre ellos el agente municipal Luciano Martínez Rodríguez, quien traslado a los uniformados hacia la escena del crimen donde yacía el cuerpo inerte de un campesino.

 

Así como Mario Rojas García quien dijo ser hijo de la persona finada, quien señalo que su padre había salido durante la noche del lunes cerca de las 23 horas, transcurriendo varios minutos y vieron que su padre no regresaba hasta que escucharon unos gritos en medio de una acalorada discusión en medio de las huertas, por lo que salieron a buscarlo encontrando una trágica escena, pero no encontrando al responsable.

 

Decidiendo dar parte a las autoridades e identificando el cadáver de quien en vida respondía al nombre de Juan Rojas Reyes de 59 años de edad, el cual presentaba varios golpes de arma blanca, al parecer machete.

 

Siendo el más contundente el que presentaba en el cuello, con el cual fuera el que le quitara la vida, otros más en ambas manos que a poco estuvieron de haberle mutilado la mano derecha a la altura de la muñeca, así como en otras partes del cuerpo.

 

Por  estos hechos solicitaron la presencia del personal de la policía ministerial y servicios periciales, quienes se apersonaron en el lugar de los hechos para recolectar los indicios correspondientes y tratar de ubicar al posible responsable el cual se dio a la fuga del lugar del crimen.

 

Tras varios minutos de trabajos en el área del homicidio, el personal pericial realizo el levantamiento del cadáver el cual tuvo que ser trasladado al semefo de la ciudad de Martínez de la Torre para realizar la necropsia de rigor.

 

Mientras que el personal ministerial tendrá que realizar las indagatorias correspondientes para dar con el responsable de este sangriento crimen, el cual no pudo haber escapado muy lejos para poder evadir su responsabilidad legal.